BMW Isetta Cabrio


Tercera toma de contacto con la tableta Wacom Bamboo, esta vez se trata del legendario y simpático BMW Isetta en su versión cabrio (con porta-maletas incluido):

BMW Isseta Cabrio

Las otras dos tomas de contacto son el Abarth 850 TC y el VW Beetle Hot Rod, espero que os vayan gustando, yo de momento voy desengrasando mi vena artística que ya llevaba tiempo sin salir 🙂

Morgan, fabricando un mito en Time Lapse


New-Morgan-P

Me gustan este tipo de historias entre nostálgicas y familiares del mundo del motor, en este caso contamos la historia de Morgan Motor Company y lo acompañamos de un time lapse de la construcción de una unidad de esta marca ilustre de la automoción británica.

Morgan fabrica coches a mano desde 1909 y en estos momentos la empresa sigue en manos de la familia fundadora, en esta generación es HFS Morgan quien dirige la empresa después de que su hijo la controlase hasta que falleció en 2003. Sigue leyendo

Exhibición especial en BMW


BMW M1

Buenas noticias amigos; después de publicar una entrada en el blog hablando del BMW Turbo me encuentro que  BMW ha puesto al susodicho BMW Turbo junto al BMW M1 y el BMW M1 Hommage en una exhibición al público dentro de su museo en Múnich.

Como ya sabemos el BMW Turbo se origina en el año 1972 y fue diseñado bajo la batuta del jefe de diseño Paul Bracq. El Turbo fue un estudio que contó con una amplia gama de innovaciones técnicas y un diseño que es funcional e innovador. Fue visto como una respuesta a las discusiones de seguridad que estaban teniendo lugar en ese momento en la década de 1970.  El diseño del BMW M1 se apoyó en gran medida de la de este modelo que sirvió de inspiración al diseñador de automóviles italiano Giorgetto Giugiaro. En estos días el M1 es justamente considerado como un clásico en potencia. Por lo tanto, en honor a los 30 años del BMW M1, un estudio de diseño inusual llevo a cabo en 2008 el desarrollo del BMW M1 Hommage, que fue presentado en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, ganando elogios instantáneos ya que cuenta con una calidad de ejecucion y un diseño impresionantes para este M1 del futuro.

La exposición se extenderá hasta el 03 de junio 2012 y se encuentra en la sección “Visions” del museo.

Si yo estuviera por la zona, que no es el caso, no dudaría ni un segundo en presenciar semejante trio de ases!

Fuente: BMW-Museum

BMW Turbo (1972)


Como motivo de los juegos olímpicos de Munich del 72, BMW dio vía libre a la imaginación a su jefe de diseño Paul Bracq para hacer una demostración del poderío bávaro y que resulto ser un éxito a todas luces. En definitiva, se trata de un concepto de vehículo deportivo equipado con motor de 2 litros central, justo delante del eje trasero, colocado transversalmente y sobrealimentado, con lo cual es capaz de producir 280 Cv y alcanzar la friolera de 245 Km/h.

Este concepto tomaba inspiración de los diseños italianos del momento en su parte exterior con unas lineas muy afiladas, aerodinámicas y unas puertas tipo “alas de gaviotas” que le daban un toque espectacular aunque siempre sin perder la esencia BMW, como así lo atestigua la calandra típica integrada en el morro. Este seria por tanto el diseño a seguir en la linea de producción en el futuro de la marca, sobre todo en el BMW M1 que toma esta filosofía del diseño al pie de la letra y por lo que se podría considerar como el hijo del BMW Turbo.

Ya en la zona interior del vehículo se puede apreciar que tomaba inspiración de las cabinas de aviones de combate con un cuadro de mandos muy profuso orientado al conductor, lleno de indicadores aunque colocados con un orden exquisito y utilizando una instrumentación adelantada a la época. También es digno de mención la tecnología empleada en la seguridad pasiva entre las que se encuentran los paragolpes fabricados en material flexible, estructura interior del chasis con barras telescópica para una mejor absorción de los impactos y un detector anticolisión que avisaba al conductor al acercarse demasiado al vehículo precedente, cosa que hasta hace bien poco no se ha empezado a emplear de manera masiva.

El diseño del Turbo le sirvió a Paul Bracq para obtener el premio al mejor diseño conceptual del año 1972; aunque en un principio se pensó en aplicar una pintura gris metalizada al final se opto por dotarle de una pintura bitono que fue criticada a menudo, con los colores naranja en la parte delantera y trasera degradando hacia marrón anaranjado en la parte central, se pretendía dar al coche un tono incandescente como si de una brasa se tratara, a mi parecer da igual el color pues es un coche que llama la atención por si solo.

Por ultimo destacar que se fabricaron solamente dos unidades, por lo que si lo estas buscando para comprarlo, lo llevas clarinete…

Fuentes: Netcarshow, Ultimatecarpage, Autos70